La diabetes como pandemia mundial y su manejo por parte del óptico-optometrista.

A día de hoy la diabetes considerada como una pandemia a nivel mundial. En el año 2015 había 415 millones de personas afectadas por hiperglucemia en el mundo, y se espera que esta cifra suba a 642 millones en el año 2040.

En España las cifras son igual de espectaculares: los pacientes afectados por diabetes de tipo dos (DM2) superan los 5 millones, y de ellos, más de 2,4 millones estarían sin diagnosticar, lo que equivale aproximadamente a un 50% de los afectados.

La diabetes es una enfermedad provocada por un aumento descontrolado y prolongado del nivel de glucemia (azúcar) en sangre. Posee una alta mortalidad debido a que es asintomática. El hecho de que en muchos casos sea silenciosa hace que esté infradiagnosticada.

Por este motivo, es imprescindible la colaboración por parte de todos los profesionales sanitarios para realizar diagnósticos prematuros, así como para evitar las posibles complicaciones que puedan padecer los pacientes afectados por esta enfermedad.

En el caso de la vista, muchas oftalmopatías (enfermedades de la vista) pueden ser apreciadas en estadios primarios por el óptico-optometrista, por lo que su labor es imprescindible en el manejo de esta enfermedad.

Una exploración visual y ocular completa podrá permitir la detección de los pacientes diabéticos en estadios iniciales. En caso de existir alteraciones de cualquier tipo, se procederá a emitir un informe documentado al médico de familia, quien, a su vez, será el encargado de derivar al paciente a los servicios de oftalmología una vez comprobados los resultados patológicos.

Según José Luis Llisterri, presidente de SEMERGEN, este escalado permite el las visitas innecesarias oftalmología por parte de algunos pacientes, disminuyendo así las listas de espera, lo cual es beneficioso para la población en general.

Además, en palabras de Juan Carlos Martínez Moral, presidente del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas, la integración y colaboración de los ópticos optometristas en el Sistema Nacional de Salud mejorará la calidad de vida de los pacientes diabéticos, ayudará a detectar pacientes no diagnosticados y reducir a los costes sociales y económicos de la enfermedad.

Factores de riesgo de padecer diabetes.

Entre los principales factores de riesgo para padecer diabetes se encuentran:

  • Sedentarismo.
  • Familiar de primer grado con diabetes.
  • Antecedentes de diabetes gestacional o macrosomía fetal (peso al nacer mayor de cuatro kilos).
  • Síndrome de ovario poliquístico.
  • Situaciones asociadas a resistencia de insulina, como son la obesidad, acantosis nigricans, etc.
  • Razas de alto riesgo, como son afroamericanos, latinos, indios americanos.
  • Antecedentes de enfermedades cardiovasculares.
  • Analíticas previas con resultado de hemoglobinas glicosiladas mayores de 5,7% y/o glucosa basal alterada (100-125 mg/decilitro), o intolerancia a la glucosa en el test de sobrecarga oral a la glucosa.
  • Alteraciones lipídicas.
  • Hipertensión arterial (con más de 140/90 o ya en tratamiento).
  • Corticoterapia crónica.

Principal Oftalmopatía es secundaria a la diabetes: la Retinopatía Diabética.

En general, las complicaciones crónicas de la diabetes mellitus se clasifican en microvasculares y macrovasculares. En el caso de la vista, la principal patología microvascular es la retinopatía diabética: una patología que comprende alteraciones a nivel del fondo de ojo. Se producen en la retina, que es la capa del ojo que permite la formación de las imágenes de la luz que entra a través al ojo a través de la pupila. Se hace imposible, por tanto, enviar a través del nervio óptico dicha información al cerebro de forma correcta. El cribado y diagnóstico de los pacientes se realiza con una cámara no midriática, o retinógrafo. Se recomienda una exploración cinco años después del diagnóstico en el caso cole de los pacientes de tipo DM1 y en el momento del diagnóstico en los que tienen DM2.

Existen dos tipos de retinopatía diabética:

  • Retinopatía no proliferativa: Es la más común. En ella los vasos capilares en la parte posterior de los del ojo se hinchan y forman bolsas. Su evolución pasa por tres etapas, de menor a mayor gravedad, en función de si estos vasos se obstruyen, así como la cantidad de los mismos que se ven afectados.
  • Retinopatía proliferativa: Aparece después de varios años, cuando la enfermedad va avanzando. No solo existen daños en los vasos sanguíneos, que se cierran, sino que aparecen nuevos vasos que impiden el paso de la luz y por lo tanto de la formación de las imágenes, provocando una pérdida severa de visión. Además, estos vasos son más débiles, pudiendo tener fugas, y provocando hemorragias tanto en retina como en vítreo. La situación se complica cuando estos pasos se cierran y provocan cicatrices.

Otras alteraciones y patologías de la diabetes en el sistema ocular.

Las personas que padecen diabetes tienen un riesgo más alto de padecer ceguera que aquellas que no lo padecen. Los principales cambios y enfermedades que se producen en el sistema visual son los siguientes:

  • Cambios en la agudeza visual:Las alteraciones en los niveles de glucemia provocan variaciones en el cristalino, que irán acompañados de aumentos o pérdidas de agudeza visual, ya que se provocan variaciones que desembocan en miopía. Esto hará que el paciente tenga dificultades para ver objetos de lejos, mejorando su visión de cerca. Si este cambio de glucemia se controla rápido, se produce el efecto contrario, recuperándose la visión de lejos y perdiendo visión de cerca; en mayor medida si existe presbicia o vista cansada.
  • Glaucoma:Las personas con diabetes llegan a tener un riesgo de hasta un 40% más alto de parecer glaucoma (hipertensión ocular) que aquellas que no lo tienen. Esta patología es la responsable de pa pérdida de visión periférica. Además, cuanto más tiempo tenga la persona diabetes y más edad tenga, más alto es dicho riesgo de padecerlo.
  • Cataratas:Si bien es frecuente que muchas personas no diabéticas parezcan cataratas (pérdida de transparencia en el cristalino, que es la estructura del ojo responsable de permitirnos enfocar a distintas distancias), los pacientes afectados con hiperglucemia, tienen hasta un 60% más de riesgo de padecer esta patología. Además estas cataratas aparecen en pacientes más jóvenes y avanzan más rápido.
  • Edema macular diabético:Es la causa más frecuente de discapacidad visual severa en pacientes diabéticos en el mundo occidental. Se produce por una acumulación de líquido en la mácula, la zona de la retina responsable de la visión fina y central, que provoca una pérdida severa de visión. En España, uno de cada diez pacientes diabéticos sufre de esta enfermedad, lo que supone que casi medio millón de pacientes tengan edema macular diabético. Esta enfermedad dificulta en gran medida tareas cómo leer, conducir, o incluso reconocer la cara de otras personas.

Quebienteveo contra la diabetes

Los ópticos-optometristas de quebienteveo podemos ayudar contra la diabetes. Contamos con una alta cualificación para detectar esta enfermedad en estadios iniciales, y disponemos en la mayoría de nuestros centros de medios para explorar la salud ocular de los pacientes con alteraciones visuales, como es la diabetes.

Si deseas concertar una cita con alguno de nuestros asociados, lo puedes hacer buscando el más cercano en el siguiente mapa, o rellenando el siguiente formulario. Estaremos encantados de poder ayudarte.

Autor: Daniel Pradana (Óptico-Optometrista)

Suscríbete y conoce nuestras campañas!

Si, quiero suscribirme
close-link
Contacto Suscribirse