“Gafas de farmacia”: ¿Son adecuadas?

Tiempo de lectura: 2 minutos

¿Diestro de ojo o zurdo? Los seres humanos no somos simétricos y en nuestro sistema visual tampoco encontramos la simetría. Siempre existe un ojo dominante o qué tiene preponderancia. Aproximadamente dos tercios de la población mundial tienen como ojo dominante al derecho y ello tiene implicaciones. Por ejemplo, cuando leemos una revista solemos leer primero los caracteres o textos situados en el lado de nuestro ojo dominante.

No obstante nuestra visión si es “normal”, es binocular, es decir el cerebro fusiona las imágenes de ambos ojos para ofrecernos una visión de dos imágenes que están en distinta posición. Podríamos considerar que las conocidas “gafas pregraduadas” o “gafas de farmacia” , independientemente de su baja calidad óptica, tienen una desventaja en cuanto a su recomendación: La igualdad de sus lentes. Estas no responden a la desigualdad entre nuestros ojos, asi que lo que puede beneficiar a priori para un ojo puede estar creando un problema para el otro. ¿Que es una solución económica? No, si el mal que se puede producir es mayor.

Predicando con el ejemplo

No es poco frecuente ver cómo se puede recomendar lo contrario de lo que predica: Algunos que fuman diciéndote que dejes de fumar, que pierdas peso y ellos obesos, otros aconsejándote operarte de la vista y ellos con gafas.

No nos dejemos convencer por frases como: “Cómprate una gafa pregraduada o de esas “de farmacia” que vienen ya hechas, con eso te vale y es más que suficiente”. Son frases sin argumento ni lógica si lo que buscas es cuidar de tu salud visual, ya sea cuando aparece la “vista cansada” o después de haber sufrido una intervención ocular (cataratas, cirugía refractiva, lentes intraoculares, etc.) DI NO A LAS GAFAS PREGRADUADAS.

En fin, al igual que en la farmacia no pedimos el antibiótico más barato, no escatimemos en buscar una solución adecuada a nuestro problema visual.

Una reflexión: ¿Valoramos demasiado lo superfluo y menospreciamos lo realmente necesario? Según Linda Sui, la directora de la consultora Strategy Analitycs, en 2018 la inversión en un smartphone se situó entre los 235€ y los 265€ de media al año. En más de un 87% de los casos supera la que hacemos con nuestro sentido de la vista al comprar unas gafas.

Recuerda, las gafas graduadas siempre con garantías en un Establecimiento Sanitario de Óptica, y atendido de manera individualizada por profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete y conoce nuestras campañas!

Si, quiero suscribirme
close-link
Contacto Suscribirse